OSAKA, REFUGIO DE EXTRANGEROS.

si, señores, soy yo comiendo Nato.
La comida que mas odiaba hasta el dia.
He aprendido a comerlo.
Hace un frío espantoso.
Osaka está lleno de nosotros; los extrangeros desperdigados, exiliados de Tokyo. 
Gente sin padres, gente que no habla en su propio idioma.Gente esperando un avion, gente calmando a su familia por skype cada noche. gente que esta sola y gente acaba de venir a Japón para empezar su aventura, que se ha visto troncada nada mas comenzar.


Cada día, desde el lunes, la gente duerme en sitios diferentes. Un día en Kyoto, otro en Osaka, hoteles, guest houses, casas de amigos... estamos cansados. Cada día conocemos gente distinta, cada noche nos despedimos. 
En la guest-house, nos hemos juntado un grupo de extraños, unidos por el mismo motivo.
Ciertamente, hay veces que le cuentas a un extraño todo aquello que no sabes como contarle a tu mejor amigo. La gente de tu país, vive en otro país, y desde ya hace un tiempo. Con lo cual, hay ciertas cosas que son imposibles de entender. Tus propios paisanos son extraños y los extraños son de repente compañeros de viaje.
Una alemana, dos franceses, un coreano y una española tomando té a las 3 de la mañana en la cocina.
Todos sin poder dormir.
Los europeos estabamos hablando del tema, para variar. La francesa y la Alemana se marchaban al dia siguiente por la mañana en barco a Seoul. 20 horas a bordo. SI, desde osaka... totalmente paranoico. No hay ni un solo avión hasta el dia 24. Al parecer ha habido una masa de coreanos que han regresado al mismo tiempo.



Al oir esta conversación, el coreano sentado a nuestro lado, le ofreció directamente a la alemana que se iba, su piso en Seoul. La chica estaba totalmente alucinada. Obiamente lo aceptó, pero no me acuerdo de cuantas veces le dio las gracias. 

Luego, sin conocerme,  se levanto y me lavó los platos después de comer. 
Me quede impresionada, ya que, tal y como se cuenta por ahi,y por mi propia experiencia los hombres asiáticos tienden bastante al machismo tradicional. 
Le dije que si estaba vacilándome, y me pego toquecito en la cintura y me dijo, que pasa, que nunca has visto un tio lavando los cacharros?
Nos quedamos despiertos hasta las 6 de la mañana sin parar de hablar.
Parecía que necesitábamos desahogarnos terriblemente. Hablábamos en Japonés.


Kei ha viajado mucho. Dice que desde la primera vez que se fue fuera de asia, la vida le dio un par de lecciones , y al volver a su país, se sintió desencajado. Había cambiado tanto que no conseguía entender que era "lo coreano en el". 
Todos los alumos de mi escuela son coreanos, y llevo 8 meses ya viéndoles cada día. En ese sentido, Kei tiene razón, no es coreano. 
Mientras hablaba , veía como sus ojillos se medio llenaban de lágrimas, pero, por genero, estas nunca cayeron.
"Viajo y viajo, vuelvo a Korea, ahorro dinero con algún curro, vuelvo a irme. Ya no encuentro mi lugar en el mundo. Ya nunca estaré satisfecho".
Según hablaba, yo iba bebiendome sus palabras , que me goteaban en el estómago haciendose un nudo.


Esta mañana, todo el mundo se ha dado la dirección de correo, el facebook,etc...
 Todos nos hemos deseado buena suerte y os hemos despedido tristes. Ahora cada uno esta en un punto. Todos sabemos que nunca volveremos a vernos, ni es probable que hasta chateemos.  Es la frialdad de la conveniencia de internet.






si quieres ver Osaka, click aqui



No hay comentarios:

Publicar un comentario